lisboa

GRACIAS SARA POR SALVARME DE MÍ MISMO

Hoy he mirado una foto familiar, en la que aparezco junto a mis abuelos, mis padres y mi hermano, yo tenía 4 años aproximadamente, y ahora 25 años después, soy el único que puede contemplar esa foto llena de felicidad y ternura, de caras sonrientes y de puro amor.

Y me siento como ese niño que caminaba por los pasillos de un gran supermercado agarrado de una mano que le guiaba, que le conducía por allá por donde debe caminar, y que le proporcionaba seguridad, estabilidad y valentía.

Mis manos guías se empezaron a marchar cuando era muy pequeño, la de mi abuela me dejo cuando tenía 5 años, la de mi padre me dejo cuando tenía 7 años, la de mi hermano al año siguiente, y la de mi madre me dejo hace tres meses.

Cada vez que una mano me soltaba, me invadía un sentimiento de miedo, un vértigo que intentaba que no me dominase, un pánico que necesitaba controlar y no sabia como, pero he intentado ser fuerte y caminar, conocer los pasillos de ese supermercado, saber que secciones me promocionarían comida, vestido, ocio y comodidad, intentando comprender el funcionamiento de ese supermercado al que llamaría Vida.

Durante los últimos veinticinco años, mientras iba perdiendo a las manos que me guiaban a través de los pasillos y sintiéndome más desprotegido, he conocido a muchas manos que transportaban a otras manos, manos que caminaban solitarias, manos que tenían un destino, manos que se sentían tan perdidas como yó, manos que me han dado paz, manos que me han dado tristeza, y manos que me han hecho sentir una mano autosuficiente, pero todas esas manos a la hora de cerrar el supermercado desaparecían, se iban con sus manos amigas, con sus manos guías, con sus manos afectuosas o con sus manos odiadas, y acababa solo en aquellos pasillos de siempre, viendo como se apagaban las luces de los puestos, de los pasillos y de las entradas, mientras daba gracias por las manos que había mantenido contacto ese día, y pensando que tal vez mañana llegaría una mano que me ayudase a guiarme.

Perdí a mi ultima mano guía hace tres meses, fue una mano guía muy extraña, creo que realmente se sentía tan perdida y desorientada como yo, y su manera de aliviar su tristeza, era haciéndome sentir culpable por la desorientación, aunque el día que la dijeron que tenía que marcharse del supermercado, fui la primera persona en la que pensó y por la que se sintió triste, porque sabía que ya no habría mas manos guías para mí, y que me quedaría solo pesé a que había aprendido a saber como defenderme en aquel supermercado, y cuando su mirada se perdió en un mar de tristeza del mismo color que sus ojos azules, quiso decirme adiós, pero no la deje, porque debía de morir con la paz que nunca tuvo en vida.

Y desde entonces, vuelvo a estar solo en este supermercado, sabiendo que ya ninguna mano más me guiara, viendo cada mañana manos que recorren los pasillos, manos agarradas a otras manos, manos que se quieren, manos que se odian, manos que se necesitan, y manos que comparten, y manos que me recuerdan involuntariamente que yo ya no tendré manos que me guíen, que se preocupen por mí, manos que se sienten a mi mesa, manos a las que cuidar, manos a las que ofrecer, o manos a las que coger.

Hoy, ese niño que te escribe, ha estallado en su dolor, ese dolor que ha retenido en su interior durante 25 años, esa mano que no entiende porque la vida la ha hecho tan solitaria, ese niño que se muere de ganas por formar parte de algo y de alguien, y que ello no implique que a las 9 de la noche se tenga que cerrar el supermercado., ese niño que sienta que a alguien le importa, ese niño que esta harto de sufrir, de sentirse apaleado, de sentirse desapegado del mundo, esa mano que todavía se alza, intentando encontrar un tacto familiar.

Hoy, el peor día de toda mi vida, una voz al otro lado del hilo telefónico se preocupo por mí y me escuchó cuando sentía que ya no podía más, cuando mis carnes se abrían y todo el dolor se desparramaba como en este mismo instante por el suelo de ese supermercado.

Gracias Sara por salvarme de mí mismo, tú que eres creyente, pregúntale a lo que exista allí arriba que le hice yo, porque no puedo más, ruégale que me deje descansar de tanto sufrimiento.

25 años después mirando esa foto, solo quedo yo.
lisboa

ORDINARY DAY

Aquí estoy, una maravillosa y calurosa tarde finales de Julio a las 16:21 horas, sentado en la silla de mi trabajo, preguntándome como nos hacen estar aquí hasta las 18 h sin nada de trabajo, y es lo que tienen las guardias, que son muy aburridas.

 

Hace bastante tiempo que no actualizo  mi pagina, pero estoy un poco cansado de mi lado ego centrista, eso sin contar que tampoco ha pasado nada especialmente fascinante en mi vida, y es lo que no me gusta del verano, que nunca pasa nada interesante en mi vida, así que si estas leyendo con el propósito de que te cuente algo minimamente fascinante, creo que puedes ir cambiando de pagina, asique vamos a tomarnos este texto como un mero acto de conciliación entre mi pagina abandonada  y yo.

 

Tengo que empezar a buscar casa, porque mi empresa se traslada a un polígono por la zona de Suances, y  me viene como excusa perfecta para vencer mi pereza, y obligarme a buscar habitación por el centro de Madrid, a ver si así consigo mover un poco el culo, y  tener  vida social.

 

Este año  lo voy a definir como el año de la pereza, y es que estoy perezoso para absolutamente todo, normalmente suelo ser bastante activo, pero este año me cuesta hacer cualquier cosa, me cuesta relacionarme con las personas, me cuesta mantener una conversación mínima de cinco minutos con alguien sin que mi cabeza se haya marchado a otros mundos involuntariamente, me cuesta interesarme por alguien o por algo, la pereza me machaca,  y mi egocentrismo se acentúa. YO, YO YO Y SOLO YO y eso también me cansa.

 

Ahora estoy en mi periodo de vacaciones deportivas, hasta el 15 de Agosto, no quiero ver un gimnasio ni en pintura, jejejejeje, asique imagínate como estoy de vago,  no paro de zampar todo aquello que no debo, y cuanto mas cómo, mas quiero.

 

En fin… estoy perezoso hasta para escribir, asique voy a hacer como que curro hasta las 18 h, y después me iré a casita a poner mi Mediaplayer y a tragarme una buena sesión de dibujos animados, es lo que tiene ser un freaky.

 

AGUR YOGUR

RESUMIENDO...




1. Ya tengo trabajo fijo, lo cual me permite una tranquilidad impresionante.

2. Me piro de casa, llego el momento, como bien dije hace unos meses Junio, sería el mes de los cambios que deseaba desde hace años.

3. Me siento muy bien, equilibrado por dentro y por fuera.

4. Estoy de vacaciones y me aburro un poco. Aunque ahora empieza el movimiento de verdad, debido a que tengo que empezar a buscar habitación.








5. Me compré un Mediaplayer, porque mi disco duro portátil estaba al límite de su capacidad, y la verdad es que estoy maravillado, con él, es un gustazo tirarte en la cama y ver todos tus videos tumbadito con la babilla saliendo por la comisura de los labios.

6. Van a hacer una película de He-man y los Masters del Universo, es curioso, porque llevo unos días viendo dibujos de He-man y sus compañeros, es mi serie de dibujos favorita de niñez.

7. Estoy pillado por alguien, y empiezo a cansarme de intentar saber si son imaginaciones mías o realmente no me quita ojo, lo único, que la única vez que me arme de valor a hablarle, fue un tanto desagradable, lo curioso, es que siempre le pillo mirándome a traves de los espejos.

8. Cada día estoy mas alucinado con Siobhan Donaghy, su ultimo trabajo me parece una obra de arte, y sin duda, después de mucho pensarlo, creo que puedo decir firmemente, que “Revolution in Me” y “Ghosts”, son los dos discos que más han marcado mi vida, “Revolution in me” fue el disco que me animo a regresar de Londres y coger el toro por los cuernos con todos los asuntos que tenia enmarañados y sin resolver, y “Ghosts” es el disco que refleja el equilibrio en el que vivo, y la obtención de los frutos por el trabajo realizado durante los últimos tres años.

9. Busco el cambio en mi vida, porque busco la evolución, no busco la conformidad, busco el fuego en mi mirada, la energía en mis movimientos , y el orgullo en mi mente; busco el equilibrio en cada momento

10. Sigo devorándome las obras de Herman Hesse, después de “Demian”, “Sidharta” y “Cuentos para minutos”, le toca el turno a “La Leyendo del Rey Indio”

11. Voy a comer…